Sabemos que las puntas abiertas son un dolor de cabeza para todas las mujeres. Es por eso que esta ocasión te compartimos la solución para reparar este mal y prevenir su aparición.

Se les llama “puntas abiertas” u “orzuela” cuando las puntas de las hebras de nuestro cabello carecen de hidratación y comienzan a resecarse a consecuencia del uso de productos químicos como los shampos agresivos, tintes, decoloraciones o exposición al calor de secadoras o planchas.

Una vez que las puntas abiertas aparecen, la solución más recomendada es usar algunos productos naturales como el aceite de argán, el cual ayuda a cerrar las puntas maltratadas. El aceite argán permite rehidratar las fibras del cabello logrando recuperarlo y convirtiendo esas puntas dañadas en puntas saludables nuevamente.

Las puntas abiertas se pueden prevenir manteniendo tu cabello hidratado, aplicando mascarillas o aceites naturales, así como tratamientos o ampolletas.

También procura usar shampos sin parabenos o que no contengan alcohol, al igual de recordar proteger tu cabello cuando lo planches o alacies.