Bañarse usando agua fría además de otorgar beneficios a nuestro organismo y a nuestra piel, también resulta ser una opción que brinda mejoras a nuestro cabello.  A continuación, te enlistamos 7 aspectos que prueban porqué es bueno lavar tu cabello con agua fría.

  1. Previene la aparición de caspa.
  2. Evita la caída de cabello.
  3. Sella la humedad del cabello.
  4. El agua fría mejora la circulación del cuero cabelludo.
  5. Aumenta el brillo.
  6. Activa nuestras funciones cerebrales.
  7. Si sufres de cabello graso, el agua fría en la ducha puede ser la solución que has estado buscando para disminuir la grasa.

Sabemos que la mayoría de las personas estamos acostumbradas a bañarnos con agua caliente ya que es más relajante y placentero, pero intenta ir disminuyendo este hábito y comienza a usar agua tibia para después, poco a poco, familiarizarte con el agua fría, hasta que al final puedas dominarlo.